ENRICO FUBINI ESTETICA DE LA MUSICA PDF

Tate de cme otadahe De prima apron Panga. Machado Libros, S. La musica y el sentido de su historicidad Parte segunda Breve historia del pensamiento musical IV. El mundo antiguo V.

Author:Zuluktilar Grocage
Country:Egypt
Language:English (Spanish)
Genre:Software
Published (Last):5 May 2008
Pages:33
PDF File Size:9.11 Mb
ePub File Size:11.31 Mb
ISBN:661-2-85592-836-6
Downloads:75928
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dataur



Tate de cme otadahe De prima apron Panga. Machado Libros, S. La musica y el sentido de su historicidad Parte segunda Breve historia del pensamiento musical IV. El mundo antiguo V. Entte el mundo antiguo y el medioevo V1. La nueva racionalidad VIL. Si hablamos de los tiempos cercanos al nuestro no hallaremos grandes difi- cultades, puesto que encontraremos un buen ntimero de li- bros, ensayos y articulos de revistas especializadas cuyos tftu- Jos aluden a problemas de orden est miisica.

Hanslick De lo bello en la musica Mantener que la miisica es un arte particular, con caracteristicas propias que la ha- gan distinea a las otras artes, significa ya de por si afirmar algo bastante conflictivo y, en cualquier caso, supone una toma de postura que, por ejemplo, a un croceano parecerla absurda.

Ante ese trasfondo, cabe interpretar la toma de postura de Schumann y de otros muchos romAnti- cos en clave de un desco de recuperarla miisica para el reino del arte, de situarla, incluso, en un lugar de privilegio. No obstante, no puede olvidarse que hasta finales del siglo die- ciocho la mayor parte de los pensadores consideraban la 7 misica como un arte inferior, jams comparable en su valor alas artes mayores como la poesia, el teatro, la arquitectura, Ia escultura y la pintura.

La historia de la musica: una bistoria aparte Hasta el siglo diecinueve la historia de la muisica no ha dejado de ser, de hecho y de derecho, una historia separada de la historia de las otras artes. Sin lugar a dudas, la mtsica, incluso en tun examen superficial, aparece ciertamente como un arte con problemas enteramente especificos, no comparables a los de cualquier otro.

Por ello, ni siquiera sorprende que durante tantos siglos haya permanecido, en cierto sentido, confinada en un limbo aislado. Pero, centre las artes del tiempo, las miisica ocuparia un puesto so- litario. Un poeta puede haber cursado el mismo curriculum es- colar que cualquier ciudadano y convertirse en un gran poeta, mientras un misico, incluso mediocre, ha debido asistir durante muchos afios a escuelas especializadas, donde le han ensefiado los rudimentos de su oficio, ese lenguaje completamente especifico mediante el que se expresa la mui- sica.

Precisamente ha sido esta especificidad del oficio de iisico lo que ha generado un arte que ha sido considerado al margen de las demds, tanto por el gremio que lo practica como por las observaciones de los fildsofos o el juicio del puiblico que lo juzga. Si tenemos en cuenta lo dicho anteriormente, concluiremos que no hay una respuesta indiscutible a tal problema.

Quiz4, gracias a las observaciones anteriormente expues- tas, se nos pueda acusar de haber ampliado demasiado el al- cance de lo que puede ser considerado como pensamiento sobre la miisica; quiz4 lo hayamos convertido en algo dema- siado fluido e indeterminados quiz se hayan previsto limi- tes demasiado inciertos para una disciplina que, en cambio, podria parecer en principio extremadamente especializada y determinada en sus objetivos.

Musica y poesia En la cultura occidental la musica se ha desarrollado du- rante siglos en estrecha simbiosis con la poesia. A pesar de todo, cada una de elas tiende a conquistar su espacio de autonomia y a hacer prevalecer su horizonte significativo especifico. Como Th. Miisica y matemdticas Otros numerosos y recurrentes problemas podrin sin duda ser identificados en la historia del pensamiento musi- cal y en la historia concreta de la mtisica occidental.

Obviamente, quien considera que la nisica se establece sobre un complejo y rigido orden mate- matico que el mtisico no hace sino descubrir, evidenciar e, incluso, reproducir en sus composiciones, y que esta estruc- tura, esencialmente racional, corresponde a otra estructura, igualmente racional, de todo el universo, reivindica con ello Ja independencia de la miisica respecto a la poesfa 0 a cual- quier otro lenguaje artistico.

Cualquier mezcla con cualquiera de las demas manifestaciones artisticas no llevard sino a comprometet y corromper su naturaleza racional y matemtica. La historia nace, precisamente, del recuerdo y la reflexidn sobre el pasa- do y de la conciencia de que el presente se retrotrae a un bagaje en el que se reconoce y en el que hunde sus propias raices, Todo ello no ha sucedido con la miisica, la cual ha creci- do siguiendo pautas distintas respecto a las otras artes, sin 37 construit una historia a la que poderse referir durante su trayectoria.

Efectivamente, si en el panorama de las artes la mtisica ha ocupado siempre un lugar en solitario, aislado de otras hermanas mayores 0 menores cualesquiera, esto ha sido de- bido en buena parte a esa falta de conciencia de la propia historicidad. La reflexidn tedrica y filos6fica sobre la mtisica ha estado du- rante siglos desarraigada casi enteramente de la mtisica mis- ma y ha obrado, por consiguiente, por su cuenta, siguiendo una trayectoria independiente.

No como un rio de cauce casi regular, con pocos afluen- tes, que discurre llevando hacia su vega todo aquello que es- taba en la montafia, llevandose consigo cualquier elemento mprevisto en el dlveo central y maestro de su propia e in- discutible corriente. La miisica procede de otro modo: esti- Jemas antiquisimos contintian viviendo y encuentran sin ce- sar vida fresca y nueva.

Puede, no obstante, re- cordatse, por hablar de tiempos mucho mas recientes, el impacto de la mtisica popular eslava en esos mtisicos tan di- ferentes entre si como han sido Smetana, Dvorik, Mahler, Musorgsky, Janacek, Bartok, Stravinsky, etc. La histo- ria en general es estudiada y reconstruida en libros, en archivos, en bibliotecas, etc. Pero, no hay quien lo dude, la mtisica estd hecha de sonidos y no de palabras, no de piedra o de colores en un lienzo.

L5R RPG THE GREAT CLANS PDF

Estética da Música

Este breve estudio se propone ofrecer una ojeada sinteti- ca a los problemas esteticos e historicos de la musica; pro- blemas complejos y ricos en implicaciones no solo referen- tes al ambito filosofico, sino tambien al de la historia, de la sociedad, del publico, los interpretes, etc. Ellibro se encuentra dividido en dos partes complemen- tarias entre sf.. En la primera se pretende tomar contacto con los principales problemas esteticos de la musica, con- templados desde un punto de vista fundamentalmente teo- rico y desde el angulo de la contemporaneidad. Con tal proposito, se procede a identificar algunos asuntos clave que nos permitiran orientarnos en el intrincado mundo de la musica y sus problemas; pero siempre desde una perspec- tiva que poddamos calificar de interdisciplinar, comenzan- do, por tanto, con la especificacion de aquello que se en- tiende por estetica de la musica y de cuaI es el genero de problemas pertinentes ala misma. La segunda parte del estudio deriva directamente de la sistematizacion de esos problemas que han sido puestos en evidencia en la primera, puesto que la breve historia de la estetica musical que sera trazada en estas paginas se basa, sin duda, en una acepcion amplia e interdisciplinar de tal disci- plina. Se ha pretendido reconstruir las grandes directrices del pensamiento musical a traves de los siglos, a partir de la Grecia antigua y llegando hasta nuestros dias, sacando de 11 vez en cuando a relucir las Fuentes mas relevantes para con- seguir tal fin. En efecto, no existe a priori un ambito esped- fico en el que encontrar los textos clave del pensamiento musical: cada epoca ha destacado un aspecto u otro de la musica, por 10 que puede resultar bastante diffcil rescatar, sobre todo por 10 que se refiere al pasado, las Fuentes mas significativas de cara a la reconstruccion de las lineas de un pensamiento musical que mantenga una cierta coherencia historica en su desarrollo.

AMARAKOSHA TELUGU PDF

Enrico Fubini -La Estetica Musical Desde La Antiguedad Hasta El Siglo-XX

.

Related Articles